jueves, 8 de febrero de 2018

Ficelles picardes


¡Feliz Año amig@s!
Sé que es muy tarde para desearos un feliz año nuevo pero, dado que es el primer post del año 2018 que publico, aquí va mi felicitación.
:-)

Y para empezar con buen pie, os traigo una receta muy especial, típica de la zona de Flandes, ¡las ficelles picardes!
Este plato son unas crêpes saladas rellenas con jamón cocido y champiñones, gratinados al horno.
Existen dos versiones, una con bechamel y otra más sencilla con nata espesa, que es la que prefiero, ya que me resulta menos pesada.

Hace unos días, el día 2 de febrero, celebramos la Candelaria y, en Francia, ese día se celebra comiendo crêpes, así que ¿qué mejor motivo que ése para preparar unas ficelles picardes?
También es una buena opción para aprovechar las crêpes restantes que no os hayáis comido en la "Chandeleur".

Ya os he contado en varias ocasiones de dónde viene esta tradición pero, aunque existen varias interpretaciones, simplemente os cuento brevemente.
Lo más probable parece ser que la Candelaria es el día de la vuelta de la luz, el día en el que más se nota que los días se hacen más largos de nuevo, y cae siempre 40 días después de la Navidad.
Para representar la luz, se encienden candelas y se preparan unos discos de masa que representan el Sol.

Yo no falto a esta tradición y, cada año, preparo unas crêpes, puesto que es el único día del año que las como.
Ya tengo distintas preparaciones de crêpes publicadas, y son muchas las variaciones que se pueden hacer con ellas, tanto dulces como saladas, pero la versión de hoy es, además, ¡una receta de Flandes!

Os animo a probarlas, ya que no son nada difíciles de preparar y son totalmente adictivas...
Además, os cuento cómo se hace paso a paso, con fotos, así que ¡no hay excusas!
¡Vamos allá!

Ingredientes (para 4 personas):
Para las crêpes (necesitaremos 4 grandes, saldrán 2 o 3 más por si acaso):
500 ml de leche
3 huevos camperos
180 g de harina corriente
1 c.sopera de aceite de girasol + un poco más para la sartén
1/2 c.café de sal

Para el relleno:
1 chalota grande (o 1/2 cebolla en su defecto)
250 g de champiñones
100 ml de nata espesa (para montar, 35% m.g.)
75 g de queso rallado (preferiblemente Emmental o Maasdam)
4 lonchas de jamón cocido
mantequilla
sal y pimienta

Para gratinar:
75 g de queso rallado
100 ml de nata espesa (para montar, 35% m.g.)

Receta:
Primero, prepara las crêpes.
Para ello, en una batidora de vaso, o en recipiente profundo o una jarra junto con una batidora de mano, pon la harina, la sal, los huevos y el aceite, en este orden.
Bate hasta mezclar perfectamente.
No deben quedar grumos ni partes mal mezcladas. Ve agregando la leche y bate hasta integrar completamente.
Tapa y deja reposar en del frigo durante una hora.

En una sartén grande (yo uso mi paellera), extiende un poco de aceite de girasol (ayuda usar papel de cocina). Cuando esté caliente, vierte un cazo en el centro de la sartén y ve girando e inclinando la sartén para extender la masa en círculo.
Cuando veas que empiecen a dorarse y despegarse los filos, mueve la sartén para despegar la crêpe.

Dale la vuelta con la ayuda de una espátula. Deja como 30 segundos / 1 minuto más al fuego y aparta a un plato.
Ve apilando las crêpes hasta terminar con la masa.
Puede que tengas que engrasar un poco más la sartén cada 2-3 crêpes.

Ahora, prepara el relleno.
Pela y pica la chalota y limpia y trocea los champiñones.
En una sartén, funde un poco de mantequilla y rehoga la chalota.
Cuando esté transparente, añade los champiñones y salpimienta.
Cuando estén hechos, agrega la nata.
Deja a fuego suave hasta que esté suficientemente espeso para para la cuchara y deje un rastro.
Entonces añade el queso rallado.
Mezcla hasta que quede integrado y apaga el fuego.

Ve calentando el horno a 220ºC por arriba.
Para montar las ficelles, extiende una loncha de jamón cocido sobre un lado de la crêpe y extiende 3-4 c.soperas de relleno en el centro.
Ve doblando la crêpe de forma que la loncha de jamón quede doblada en dos, así:
Dobla las extremidades para cerrar la ficelle por la izquierda y la derecha.
Termina de doblar y enrollar la crêpe para cerrarla completamente.
Ve haciendo las 4 ficelles y ponlas en una fuente para horno.
Extiende la nata restante encima y cubre con el queso rallado.

Hornea con calor arriba hasta que quede gratinado.
Sirve enseguida, con un poco de ensalada.



Es una receta muy típica de mi tierra y que a mi, personalmente, ¡me encanta!
Espero que os haya gustado y que os animéis...

¡Un abrazo para tod@s!

2 comentarios :

No te cortes, ¡comenta cuanto quieras! :-)

Es un placer tener tu opinión y compartir experiencias contigo.
Te contestaré en cuanto pueda.

¡Muchas gracias!